Buscaba respuesta sobre algo que no entendía

De Asexualidad

¿Existen la gente asexual?

Cómo olvidar una noche, en el año 2013 y yo había llegado a casa después de una tarde/noche de salida con algunas amistades. Sentía mucho agotamiento, y me estaba preparando para dormir, ya no quedaba nadie más que yo sin dormir a esas horas.

A esa hora todo estaba a oscuras en la casa, pero la tele estaba encendida en un canal donde tocaban documentales y temas de interés. Después de un buen rato, empezaron a hablar, aunque muy brevemente de algo que dos años atrás, en el 2011, yo con 18/19 años de edad aproximadamente, había estado buscando información; el tema era sobre la asexualidad en seres humanos.

Yo buscaba respuestas sobre algo que no entendía, y aún así no lo percibía como algo mal en mí. El tema es que en ese entonces era escasa la información en español sobre esto, y de lo poco que había, en su mayoría era en inglés. Pero en ese programa, por unos momentos y de manera muy breve expresaban la inquietud que tenían, sobre si existían las personas asexuales. Yo me quedé con los ojos cuadrados, viendo como hablaban de algo que ha estado y estará siempre conmigo: mi asexualidad.

Innatamente soy asexual; durante la mayor parte de mi vida, me he sentido un poco fuera de lugar en medio de las personas que de mi entorno. Eso fue lo que me llevo a indagar, quería entender llevo a indagar, quería entender el por qué soy así. Paso el tiempo, cada tanto, cuando sentía que menos me comprendían, me iba a buscar algo de aliciente en la poca información que había sobre esto.

Pasaban el tiempo y sucesos que me hicieron dispersar mucho, estaba en una edad en la que empezaba a adquirir compromisos tanto laborales como de gente adulta. Tuvo que pasar algunos años y una relación sentimental en la que me sentía tan incomprendida, para de nuevo buscar contención y un refugió en aquellos espacios en los que había información y cosas sobre asexualidad. Hasta ese momento no había compartido tiempo ni conocido a otras personas así como yo, pero ya habían pasado algunos años desde aquellos tiempos cuando era casi nula la información que había sobre esto. Ya había información copada y en español, me llevé la sorpresa de dar con artículos en la red, blogs, páginas, y hasta foros en los que había más asexuales compartiendo sobre sus procesos de vida y sus experiencias.

Para mí fue muy impactante e intimidante poder empezar a compartir con otras personas del espectro asexual, porque siempre había estado enseñado a que no conocía otra persona así como yo, a miles y miles de kilómetros a la redonda, porque vivía con la costumbre de estar ocultando esa parte tan mía.

Fue tan intimidante al principio, hoy día soy yo quien les intimida jajajaja y esto lo digo porque todo ese tiempo y todo lo viví buscando respuestas, el estar hasta altas horas de la noche, mirando al techo, sintiéndome tan incomprendida. En medio de esa búsqueda de respuestas.

Todo ello lo recuerdo muy bien, tanto que abordar esta incomprendida. En medio de esa búsqueda de respuestas. Todo ello lo recuerdo muy bien, tanto que abordar este tema me da mucha nostalgia, porque no fue de un día para el otro que llegué a la comunidad. Para mí fue como pasar por un laberinto, cosa que me ha llevado a la militancia, a buscar una y otra manera de hacer esto visible para aquellas personas que son del espectro asexual, y no lo saben, para quienes buscan respuestas.

Cada que tocan ese tema, cada que hay alguien sea del espectro asexual o no, preguntando si esto existe, a mi me toca en lo más profundo. Esa vez cuando en la tele el presentador decía: «asexuales, ¿será que esto existe?» A mí la piel se me ponía chinita, se me ponía en blanco la mente, y reaccionaba en mi mente «¡claro que sí, yo soy asexual!»