"Ser asexual genera malestar en una sociedad que nos presiona para tener relaciones"

De Asexualidad

Artículo original

La Mirada Joven Carmen Rocamora

Hasta el año 2013, la asexualidad era considerada un trastorno hipoactivo de deseo. Actualmente no está considerada como una patología, pero si que sufre invisibilidad, un hecho contra el que luchan organizaciones como la Asociación Catalana de asexual (ACA). El término cogiendo visibilidad, en parte gracias al activismo que las personas con esta orientación sexual -que se define a grandes rasgos para no sentir atracción sexual hacia las otras personas- hacen día a día, para contrarrestar muchos comentarios desagradables que cuestionan su condición con expresiones como "seguro que viene de un trauma infantil". Hablamos de asexualidad con Clara Morató-Aragonés, vecina de 23 años de Cazuelas, antigua alumna de las escuelas Poeta Foix y Sunion, graduada en Psicología y militante activa de la CUP en Sarrià - Sant Gervasi, y también del Casal Popular la Tecla .

Sabemos y hablamos muy poco, de asexualidad. Es una orientación sexual que se define por no sentir atracción sexual hacia otras personas. Para ilustrarlo con un ejemplo, es lo que siente una persona homosexual por personas de otro género, o un heterosexual, por gente del mismo género. Eso mismo, las personas asexuales, lo sentimos por todos.

Cuándo y cómo descubres que tu orientación es la asexualidad? A los 19 años una amiga estaba investigando porque tenía dudas sobre su orientación y buscando por Internet topó con la palabra asexualidad, y me dijo que lo mirara. De repente se me abrió un nuevo mundo: lo que estaba leyendo era exactamente lo que me pasaba a mí. Hasta ese momento, yo era heterosexual. Muchas veces las amigas me habían preguntado si era lesbiana, y yo había intentado fijarme en mujeres para ver si sentía algo, pero tampoco. Entonces, como no era lesbiana, daba por hecho que debía ser heterosexual. Me consideraba heterosexual predeterminado.

"Me consideraba heterosexual por defecto" Encontraste una definición que t'encaixava. Cómo fue salir del armario? Cuando me informé sobre el concepto no tuve su dudas y lo empecé a decir. Al cabo de un mes, mis padres ya lo sabían.

"Tenía la sensación de que estaba haciendo algo malo, como si fuera un error" Fue fácil explicarlo a los padres? Los hice sentarse. Tenía la sensación de que estaba haciendo algo malo, como si fuera un error. Me sentía responsable de estarles involucrando en una situación extraña. Desde un primer momento fueron muy comprensivos conmigo, pero ahora, con retrospectiva, veo que muchas de las frases que me dijeron eran tópicos. Entiendo que tenemos muy poca información y que es fácil caer en frases absurdas, como que, por ejemplo, era demasiado joven para saber qué era.

Te mueves en ambientes politizados y bastante abierta. Explicarlo a las compañeras de militancia fue mas facil? En algún momento habíamos hablado de asexualidad, pero muy por encima. Sobre todo porque yo digo que no me siento identificada con el colectivo LGTBI y entiendo que en espacios politzats la idea de ir sumando siglas costa, pero necesitaba que se cambiara y se añadiera la 'A'. Más allá de eso, me he encontrado con perfiles demasiado respetuosos, lo que en cierto sentido me frustra, porque si tú no tienes ni idea de lo que es la asexualidad tendrás una mala imagen. Prefiero recibir preguntas incómodas y gestionarlas: pregúntese me lo que sea y salga de ella con una buena definición.

Uno de tus comportamientos desde que descubriste la asexualidad es difundir su significado. Una de las cosas que fue más importante para mí cuando descubrí la palabra, fue conocer a otra gente. En Cataluña hay un grupo de personas asexuales, Ases de Cataluña -con unas 400 personas-, que antes de la pandemia hacían quedadas cada mes para compartir experiencias y conocimientos. A mí eso me ayudó mucho. Es importante, este grupo, porque en Internet hay muchas definiciones y mucha información sobre el concepto y todo es muy confuso. También existe la Asociación Catalana de asexual (ACA), que se dedica más a la divulgación y temas de denuncia ante los profesionales que hacen malas praxis, tanto a nivel de salud -medicina, psicología, sexologia-, como los periodistas, a la hora de difundir la información.

"Damos por hecho que para que una relación de pareja sea óptima deba haber relaciones sexuales, lo que genera mucha presión" Malas praxis entre los psicólogos? El problema es que el hecho de ser asexual genera malestar en nuestra sociedad. No por el hecho de serlo, sino por cómo funciona nuestra sociedad, que nos presiona a tener relaciones sexuales porque es lo que toca. Damos por hecho que para que una relación de pareja sea óptima deba haber relaciones sexuales, lo que genera mucha presión. Muchas veces las personas van al psicólogo precisamente por este malestar, por no querer tener relaciones sexuales con la misma frecuencia que tu pareja. Y qué responden los psicólogos? Que se puede curar, en vez de intentar sacar la presión que sentimos por tener sexo. En el momento en que te quitas esa presión de tener que tener relaciones sexuales, tal vez entonces te sientes más cómodo para tenerlas. O puede que no.

La asexualidad también se ha identificado por parte de algunos psicólogos con traumas. Exacto. Dicen que las personas asexuales lo somos porque hemos sufrido traumas durante la infancia o violaciones. En primer lugar, si fuera así, ¿qué pasa? A una persona a la que haces tratamiento porque ha sufrido una violación le cuestiona si es heterosexual u homosexual? No. ¿Por qué sí se hace cuando entra la asexualidad en juego? Yo entiendo que muchas profesionales, por desconocimiento, lo quieran ligar, pero eso no ayuda.

"Me han dicho que si no tengo relaciones sexuales no tendré pareja" Has oído a muchas barbaridades? Me han dicho que si no tengo relaciones sexuales no tendré pareja. Pero ser asexual no significa necesariamente que no puedas mantener relaciones sexuales. Depende de si te sientes cómodo o no. A nosotros las otras personas no nos generan deseo sexual, pero puedes querer hacer sexo por curiosidad, porque quieres tener hijos, porque quieres mucho la otra persona y sabes que es importante para ella. Y esto último no nos pasa sólo a los asexuales, sino a muchas personas, que hasta cierto punto hacemos cosas para los demás. También nos han cuestionado si tenemos un problema hormonal, pero no es así; y también hay gente que se piensa que para ser asexuales no nos masturbaba. Cada uno que haga con su cuerpo lo que quiera. Quizás se da el caso de que no nos masturbaba pensando en otra persona,

Una persona no se genera excitación pero si una situación? Imagínate una persona a la que colocan una venda en los ojos y la empiezan a estimular físicamente: su cuerpo tiene una reacción, y entonces estamos hablando de excitación sexual. Después, esta persona sale de esta situación y tiene fantasías con aquella experiencia y la quiere repetir: hablamos, entonces, de deseo sexual. Más adelante, vuelve a repetirse la experien-cia, pero ahora sin los ojos tapados, y ve que, la persona que tiene delante, no le atrae sexualmente. No hay atracción sexual. Por eso, hay personas asexual que a pesar de no sentir atracción sexual pueden sentir deseo o excitación.

"Me sentía como una heterosexual mal hecha" Como te sentías antes de salir del armario? Como una heterosexual mal hecha. Yo sentía atracción por otras personas, pero había algo que no era igual de como me la contaban las amigas. Ahora sé que es porque yo soy asexual aloromàntica, pero entonces no entendía qué me pasaba. Recuerdo que tuve una relación de pareja y una de las razones por las que corté fue porque comparaba lo que sentía por esa persona con el que sentían mis amigas. Yo no tenía ganas de hacer sexo y entonces pensaba que quizás no sentía suficientemente por esta persona. Después lo he pensado y se podría haber construido perfectamente una relación. Me preocupa que el 89% de las personas que son asexuales no lo explican a nadie.

"El 89% de las personas que son asexuales no lo explican a nadie" Has dicho que eres asexual aloromàntica?

Es común dentro de la comunidad hablar de diferentes atracciones. Una cosa es la atracción sexual y, como que nosotros no tenemos, definimos otros tipos de atracciones como la aloromàntica -de pareja, socioafectiva-, la sensual -abarcando, acariciar-, estética -pensar que una persona es muy bonita- y la platónica. Estas diferenciaciones nos ayudan a canalizar lo que sentimos, y hacer entender mejor al resto lo que queremos.